30 maneras de quitarse el sombrero de Elvira Lindo

Leer 30 maneras de quitarse el sombrero de Elvira Lindo ha sido un regalo enorme, pero uno de los que da un gustazo que me entra por la punta de los pies y termina por colapsarme de emoción. Tanto que necesito descargar vía lacrimal para no ahogarme entre tanta ola emocional.

Elvira Lindo nos muestra a 30 mujeres, entre ellas su autorretrato, que han desafiado de alguna forma los cánones establecidos, que han desafiado esos lugares bien delimitados que habían creado para ellas.

Un altavoz con el que recordar que seguir las normas no siempre es lo correcto.

30 maneras de quitarse el sombrero

Esta obra me ha ofrecido la oportunidad de descubrir la historia de mujeres como Alice Munro. Una cuentista canadiense que llevaba una doble vida: la madre perfecta y la escritora que encontraba Una habitación propia en el cuarto de la plancha.

Cuando sus cuentos estaban recibiendo cierto reconocimiento, un periódico le dedicó un titular tan bonito… «Ama de casa encuentra tiempo para escribir relatos». Esa misma ama de casa consiguió el Premio Nobel de Literatura en 2013.

Elvira Lindo nos muestra a una autora que ve más allá en los personajes que para otros carecerían de glamour y brillo. Algunas de las obras que ya tengo apuntadas para conocer su labor literaria son Demasiada felicidad o La vida de las mujeres.

Frases que emocionan o que hieren

Alice Munro no es la única escritora que su historia me ha removido. Las 30 mujeres que se reúnen en estas páginas, me parecen tan interesantes que necesitaría años para profundizar en todo lo que han aportado al mundo.

Tengo 30 maneras de quitarse el sombrero repleto de anotaciones y recordatorios de frases tan potentes que todavía me siguen poniendo la piel de punta.

No se trata de oponerse a lo que una mujer diga, sino de impedir que hable.

Este libro es uno de los que comentaremos en el club de lectura online de este domingo y me siento muy feliz de haberlo elegido.

No quiero que pienses que se trata de un libro denso o cargado de fechas y datos, es directo y conciso. No son muchas las páginas las que se dedican a cada autora pero sí que se aportan los detalles justos para invitarte a liberar tu curiosidad sobre ellas.

Otra de esas voces femeninas que me apetece muchísimo descubrir es Chimamanda Ngozi Adichie, y por eso su libro Todos deberíamos ser feministas, será una de las propuestas para el próximo mes de lectura compartida.

Esta escritora y dramaturga nigeriana ha conseguido penetrar en el corazón de millones de personas a pesar de hablar de una realidad muy concreta, la africana. Gran parte de su trabajo es una oportunidad para entender y liberarnos de prejuicios si queremos tener una mente abierta.

Pero si una historia me ha tocado muy de cerca ha sido la propia de Elvira Lindo. A veces me siento que necesito definir más mi escritura. Quedarme o con la parte emocional o con la del humor, me es imposible. Ambas forman parte de quién soy y por tanto, de lo que transmito.

Elvira Lindo comparte en su autorretrato cómo le hubiera gustado en más de una ocasión escribir bajo un seudónimo para ser verdaderamente libre, para no tener que temer hacer daño a sus seres cercanos por contar sin filtro.

Porque es una lástima, pero no todo el mundo entiende el humor, mucho menos el irónico. Ella pone un ejemplo muy pero que muy machista que prefiero que lees tú misma. Da mucha rabia ver tantas situaciones, algunas muy sutiles, con las que quieren silenciarnos.

Lee 30 maneras de quitarse el sombrero, descubre a estas mujeres y comprueba cómo los pequeños gestos sí que generan impacto.

Amor y luz 💛

*Este post contiene enlace de afiliados de Amazon. Te invito a comprar siempre los libros en las librerías de barrio pero si decides que prefieres hacerlo a través de Amazon, adquirirlo con los enlaces que te proporciono me ayuda a monetizar el blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar las siguientes entradas:

No me dejes de Màximo Huerta

La floristería L’étoile manquante es una joya en París. Un jardín único en el que las flores y los secretos están por todas partes. El señor Dominique reparte flores y magia entre sus clientes, especialmente entre Mercedes y Tilde, dos emigrantes españolas que vieron cómo su vida cambiaba en Francia. Una abandonada por su marido, la otra con la espina del amor no correspondido. Un día, una joven madrileña revolucionará la floristería y a sus ocupantes. El paso de Violeta por L’étoile manquante cambiará el rumbo de la historia. Qué vas a encontrar en No me dejes Màximo ...
Quiero leer más

Disfrutonas de la lectura, club de lectura de febrero

Me encantan las reuniones del club de lectura. Son un claro ejemplo de ese espíritu de disfrutonas de la lectura, ya sea en directo o en los comentarios en diferido. Esta reunión ha tenido un toque más especial. Kelly Eirinne, la autora de la novela romántica Acabamos siendo cuatro que propuse para este mes, se ha unido al directo. ¡Mil gracias, Kelly! Ha sido un placer charlar con ella y que nos dejara, entre otra cositas, algunas pistas sobre la tercera entrega de esta serie Somos familia. Uno de los libros que más curiosidad ha suscitado en esta reunión, puedes verla en mi IGTV, ha ...
Quiero leer más

Y el mundo no dejaba de girar. Episodio 17 del podcast

¡Vuelve el podcast! Durante este parón necesario para recuperar energía, tenía muchísimas ganas de plantarme detrás del micro y seguir compartiendo entrevistas a escritoras, ejercicios de creatividad y mis propios relatos. Y continúo esta primera temporada, terminará a últimos de julio, con el libro Y el mundo no dejaba de girar de Susanna Herrero. Esta novela juvenil romántica es la actual ganadora del Premio Jaén de Narrativa Juvenil y un libro maravilloso para leer a cualquier edad. Si no quieres esperar a leer el resto de la entrada, aquí tienes el nuevo episodio. Y el mun ...
Quiero leer más

El extraño verano de Tom Harvey, Mikel Santiago

"Morir, en mi sueño, era una sensación fría y sorda. Como si alguien hubiera colocado unos tapones en los oídos del mundo y mi cuerpo cayera en un gigantesco y helado puf. Ni siquiera me desperté. Me quedé muerto, en sueños, y así es como lo recuerdo todo". El extraño verano de Tom Harvey. Un regusto a las novelas de Agatha Christie, es la sensación que emana de las primeras páginas del thriller El extraño verano de Tom Harvey. Una chica aparece muerta en la playa y al poco tiempo, el pintor que la encontró también acaba muerto. Una llamada a Tom Harvey lo lleva de nuevo a Tremo ...
Quiero leer más